¿Qué tipo de app móvil tiene que tener mi empresa o mis marcas?

¿Crees que debes desarrollar una app móvil para relacionarte con tus clientes potenciales? ¿No sabes si debes pensar en HTML5 o en una aplicación nativa porque no entiendes de tecnología? Ahora todo el mundo está pensando que esto de las apps es algo en lo que hay que estar.
Y es cierto. Pero, ¿cómo y para qué? Yo creo que hay que tener claras dos cosas: primero, en qué te puede ayudar tener una app móvil; y segundo, cómo puedes aprovecharla para tener un mecanismo de captación y de fidelización de clientes.

Una vez tengas claros estos principios, es recomendable seguir los siguientes pasos para planificar el desarrollo de una app móvil:

1. Tener un app móvil no es llevar tu web al móvil como con el antiguo WAP. Ojo con hacer esto, no te va a servir de nada.

2. Desarrolla un app pensando desde cero en tu negocio, como si no tuvieras ninguna limitación. Piensa que nos estamos habituando a tener iconos de cosas interesantes y útiles en nuestro smartphone como si fueran favoritos en el navegador, con la diferencia de que estos iconos nos gusta enseñarlos y compartirlos cuando nos reunimos trabajando o en los ratos de ocio.

3. Tu app debe ser uno de esos iconos útiles de vez en cuando, y sobre todo cómodos, rápidos y fáciles de enseñar y compartir. Aprovecha la viralidad de compartir en redes sociales.

4. Haz foco y ve paso a paso: no hagas aplicaciones grandes, pesadas, no las hagas multiplataforma desde el principio, prueba poco a poco, haz desarrollos de tres meses para poder ir aprendiendo conforme vas publicando. Decídete por una plataforma, ponla en marcha, aprende y después pasa a otra.

5. No te recomiendo empezar con HTML5 si lo que quieres es que los usuarios hagan uso rápido de la app y que la usen habitualmente. En ese caso te recomiendo una app nativa y en una sola plataforma para poder aprender de la primera versión y después migrarla a otra y a los tablets.

6. La app debe tener, a mi juicio, parte pública que permita captar usuarios, y parte privada, diferenciando esta última en dos: parte de suscriptor y parte de cliente.

7. No tengas miedo a las actualizaciones, el usuario está habituado a ello, y si no abusas, no le extrañará que tengas una nueva versión cada 6 meses.

8. Ojo con los web services y con las llamadas a base de datos en un servidor, te puedes cargar la usabilidad de la aplicación. Cachea lo que puedas para que la experiencia de usuario sea la mejor posible.

9. Si quieres que haga muchas cosas, mejor haz dos apps: como intentes que tu app sea enorme y con multitud de opciones lo que vas a lograr es que no sea usable y que nadie le saque partido. Piensa que el usuario debe encontrarle la utilidad en tiempos muy cortos de interacción: en el metro, esperando a una reunión, caminando por la calle, en el taxi, en huecos de tiempo imprevistos…

 

Cuatro formas de estar en los dispositivos móviles

Lo que os recomiendo es pensar desde cero en vuestro negocio y establecer el vínculo con el cliente metiéndoos en el móvil y olvidándoos de la web por completo, incluso de vuestro backoffice, vuestros procesos, etc. Descubriréis que se pueden hacer muchas cosas interesantes en este nuevo interfaz sin tocar vuestros procesos, vuestros sistemas de información.

Y además, esto no es algo caro de hacer, ni en tiempo ni en inversión económica… aunque no son 500/800 dólares como prometen algunas propuestas de aplicación móvil.

Hay cuatro formas tecnológicas de abordar el mundo móvil:

1. Web móvil: hago que mi web sea responsive o adaptive.

2. Web App: hago una web app, que no es más que crear un icono que aparezca en tu smartphone que llama a una web responsive. Básicamente

3. App HTML5: hago una APP en HTML5 multiplataforma. Aquí cuidado con:

– Las compatibilidades: al final hay que hacer muchas adaptaciones a las diferentes plataformas, esto todavía no es multiplataforma.

– La usabilidad: pensad que esto es Web y siempre será mucho menos dinámico que una aplicación nativa, no se puede pedir que tenga el mismo comportamiento y los usuarios lo notan.

4. App nativa para iOS, Android, Windows Phone o BlackBerry: hago una app nativa ligera, con información muy gráfica, carga en local, mínimas llamadas al servidor, información privada, compartible, con utilidad personal y semanal o mensual como mínimo.

Típicos errores que se dan en la decisión de estar presente en el mundo móvil:

– Pagar por la web móvil mucho mas de lo que vale. Esto es fácil de hacer en Joomla, Drupal, WordPress, generando HTML5 y con plantillas adaptive o responsive, hay muchas accesibles.

– Pagar por la web app como si fuera un app barata: te lo ofrecen por pocos miles de dólares y crees que has hecho un App móvil.

– Contratar una app HTML5 y creer que te vas a ahorrar dinero porque es multiplataforma y vale para todos los terminales, ahora y en el futuro. El nivel de personalización que requiere para que quede fina, ajustada y usable es muy importante, y te puedes llevar sorpresas desagradables a la hora de verificar la usabilidad en alguna plataforma por querer que sea usable en todas al mismo tiempo.

– Contratar app nativa para todas las plataformas al mismo tiempo y hacer una “mega aplicación” metiendo de todo: muchas opciones, mucha información, un gran catálogo, la tienda y mil opciones más para que el usuario pueda hacer mil cosas con tu app.

Si luego de leer esta nota te parece que algunas de los enfoques te parecen valiosos podemos seguir el contacto para sumar ideas junto al equipo de KPR, para que tu marca o empresa esté con la presencia y estrategia adecuada en el mundo móvil. Contactános a KPR Digital al siguiente correo electrónico: mail@kpr.com.ar
Fuentes :  Baquia, Red Info Design, Infonomía.

Este es un sitio único, y necesita un navegador más actualizado, por favor descargalo y disfrutá de KPR! Descargalo acá!